FAQs

Un proceso es un conjunto de actividades que transforma elementos de entrada en resultados. ¿Cuántas actividades desarrollar una organización todos los días? Miles, decenas de miles, millones… Depende de la organización. Entonces, las actividades deben agruparse en procesos y para definir cuantos procesos (o grupos de actividades) son convenientes para el sistema de gestión, tenemos 2 reglas:

1) Menos es más, es decir, la menor cantidad de procesos harán que el sistema de gestión sea más fácil de diseñar, documentar, implementar, medir, mantener y mejorar

2) El límite es la asignación de responsabilidades y la medición. ¿Podríamos agrupar «todas» las actividades de la organización es un solo «macroproceso»? La respuesta es SI. ¿Nos conviene? Definitivamente NO. Por 2 cosas, sería imposible asignar responsabilidades claras y sería imposible medir de manera transparente y específica un proceso con ese alcance.

En conclusión, debemos tener la menor cantidad de procesos, siempre y cuando los alcances nos permitan definir las responsabilidades y medir de manera precisa.

Es un conjunto de procesos (y otros elementos) que se administran para alcanzar los objetivos de la organización. Las organizaciones NUNCA deberían tener más de un sistema de gestión, todos los procesos requeridos para alcanzar sus objetivos deberían integrarse al sistema de gestión único de cada organización.

Si los objetivos de la organización son comerciales, deberían agregar los procesos comerciales al sistema, si los objetivos están relacionados con la rentabilidad del negocio, sin duda se deberían agregar los procesos financieros.

Es una serie de actividades estandarizadas y agrupadas en fases para implementar sistemas de gestión.

Nuestra metodología se divide en 3 fases:

1) Diseño y documentación

2) Implementación

3) Consolidación

Nuestra metodología ha sido implementada en más de 200 proyectos en organizaciones pequeñas, medianas y grandes, desde 3 hasta 1,500 personas. En todos los giros imaginables: manufactura (plásticos, metal-mecánica, textil, alimentos), minería, transporte y logística, salud, educación, comercialización, etc. En empresas familiares y en compañías públicas que cotizan en bolsas extranjeras y con ventas superior a los 1,000 millones de dólares anuales.

 

No, aktiva es una empresa de consultoría. Las empresas de certificación son organizaciones independientes. Existen algunas empresas para las que la ética no es importante que prestan ambos servicios: consultoría y certificación. No es nuestro caso.